Dossier Completo (PDF)
Descarga el Dossier completo
(PDF - 1 MB)


Descargar Pil-MQ
Pil-MQ el Programa Informático de Lectura de Manuel Quintero - Sitio Web Oficial.
EL PROGRAMA: Evaluación

En este apartado nos centraremos en el control que es necesario establecer para determinar los progresos logrados por cada alumno o alumna respecto de sí mismo (de manera individualizada) y los conseguidos por el conjunto de los alumnos (de manera grupal). Una segunda opción, más ambiciosa, supondría comparar estos resultados con los de un grupo de alumnos paralelo, con otro curso del mismo colegio. No obstante, aquí nos centraremos exclusivamente a la primera opción, que es la que habitualmente debe plantearse todas aquellas personas que decidan aplicar responsablemente el Programa (profesores y padres). La segunda es propia de los profesionales que pretenden investigar sobre la validez y la fiabilidad del propio Programa.

Antes de comenzar la aplicación del Programa, es necesario aplicar una prueba de lectura inicial, para determinar el nivel lector de los alumnos de la clase, especialmente en lo referido a la fluidez (lectura visual) y compresión. Estos datos se pueden complementar con el de lectura oral, con la que podremos determinar las dificultades de algunos alumnos (distintos tipos de errores, tipo de lectura, velocidad, etc.).

Para determinar el nivel lector de lo s alumnos puede aplicarse cualquier prueba de las existentes en el mercado u otro que podamos habilitar para tal fin.

Al finalizar el curso escolar, la persona responsable del programa, siguiendo los mismos criterios, Debe aplicar la misma prueba al final del proceso, pudiendo compara los resultados iniciales y finales respecto de si mismo y del propio grupo. Digamos que al incrementar el número de preguntas y limitar el tiempo de lectura y respuesta, inicialmente los alumnos no han logrado leer el texto completo, ni responder a todas las preguntas, lo que da un margen más que suficiente para una nueva aplicación. Su aplicación pasados más de seis meses, garantiza en un alto porcentaje que el niño o la niña no recuerdan apenas nada de lo leído. En cualquier caso todos los alumnos están en al misma circunstancia, por lo que, en caso de beneficiarles, lo hacen a todos por igual.

No es aconsejable aplicar el programa si un estudio previo del nivel lector de los alumnos en cuantos aspectos consideremos necesarios. Lo contrario, nos llevaría a apreciaciones muy subjetivas y poco fiables, ya sean en beneficio o en prejuicio del propio niño o niña del programa. Sin una evaluación inicial y otra final no podemos comprobar los avances producidos, ni objetivar hasta que punto la aplicación del programa ha supuesto un auténtico avance.

Junto a la prueba de lectura que es muy importante, debemos considerar la conveniencia de aplicar algún tipo de encuesta que nos oriente sobre la actitud de los alumnos y sobre su visión del propio programa.